Home Alicante. Mesa Interreligiosa

Alicante. Mesa Interreligiosa

INTRODUCCIÓN

La Mesa Interreligiosa de Alicante surge como una respuesta espontánea de varias confesiones religiosas de Alicante que desean promover sentimientos y actitudes de respeto, conocimiento de las otras tradiciones, paz y unidad en las mentes y los corazones de las personas y los colectivos, en un mundo con grandes fracturas y desequilibrios, fuertemente amenazado por el fanatismo y los prejuicios religiosos, raciales, de género y políticos.

MIA está compuesta por personas creyentes y grupos religiosos, conviviendo con diferentes grados de representatividad entre sus miembros. No sólo participan líderes y representantes de instituciones o tradiciones religiosas, sino que hay personas que lo hacen a título individual. Caben, pues, esas dos posibilidades, siendo la propia experiencia religiosa y espiritual el principal elemento aglutinador y diferencial del grupo.

El nacimiento formal de la MIA se produjo en el año 2002, tras una serie de encuentros previos y acercamientos entre las distintas tradiciones. Después de muchos obstáculos por parte de la administración, en el año 2005 MIA fue reconocida como asociación civil inscrita en el registro de Asociaciones de la Generalitat Valenciana. Asimismo, MIA está adscrita a la Xarxa catalano-valenciana d’Entitats de Diàleg Interreligiós, donde participa junto con otras dieciséis. organizaciones de Catalunya, el País Valencià y les Illes Balears. Esta Red quiere ser un punto de coordinación, apoyo e intercambio institucional, pero desde la autonomía de cada uno de los diferentes grupos. Nació a partir del Forum de Barcelona 2004, asumiendo y dando continuidad a los objetivos, inquietudes y compromisos del III Parlamento Mundial de las Religiones que allí se celebró.

En la actualidad, la Mesa Interreligiosa de Alicante (MIA) cuenta con la participación de las     siguientes confesiones o tradiciones religiosas: Asociación Brahma Kumaris, Comunidad bahá’í, Comunidad islámica Naqsh Bandi, Comunidad hindú-vaisnava, Iglesia católica (con representación de distintas instituciones) Iglesia evangélica española, Tradición zen y, de forma puntual, la Comunidad islámica de Alicante.

OBJETIVOS DE LA MIA

Según los estatutos de MIA, aprobados el 7 de octubre de 2005, sus objetivos fundacionales son:

  1. a) Favorecer la comprensión y el respeto mutuo entre las personas y las comunidades.
  2. b) Reconocer la espiritualidad del ser humano como una dimensión del hombre que ayuda a vivir y convivir mejor y a alcanzar madurez y plenitud personal y social. La religión no puede ser fuente de confrontación y conflicto.
  3. c) Trabajar juntos por la paz, la justicia y la armonía con el planeta y con todos los que lo habitamos.
  4. d) Sensibilizar a la opinión pública y contribuir a la responsabilidad personal y colectiva para el cuidado de toda la vida y del planeta tierra.
  5. e) Coordinar acciones con otros grupos que promuevan el diálogo interreligioso y promover condiciones y caminos de dialogo, encuentro y trabajo colaborativo, con asociaciones y organizaciones con distintas sensibilidades (ecológicas, sociales, espirituales, etc.) para la construcción de un mundo mejor para todos.

MIA quiere ser y es, desde la humildad, una manifestación de que el diálogo es necesario, urgente y posible. MIA, con su existencia, quiere mostrar a la sociedad alicantina que es posible el entendimiento, la colaboración, el afecto y la comunión entre los diferentes creyentes y entre las distintas religiones. Testimonia que la religión no es intrínsecamente violenta, sino factor de convergencia y de paz, denunciando así todo tipo de violencia e intransigencia religiosa y de cualquier tipo.

MIA reclama el derecho al cultivo de la espiritualidad y practica el dialogo, la conversación y el trabajo colaborativo para favorecer la coexistencia pacífica interreligiosa y con los no creyentes, en una sociedad diversa y plural, que incluye y se beneficia de las aportaciones de todos. MIA es una Mesa abierta donde todos tienen cabida, todos aportan y todos se enriquecen. Los diferentes creyentes y no creyentes que comparten estos objetivos se sientan juntos para conocerse y comprenderse mejor, para enriquecerse mutuamente y para trabajar por el bien común, desde el respeto a la propia identidad y a la de los demás.

ORGANIZACIÓN Y DINÁMICA GRUPAL DE MIA.

Según los estatutos, la sede social de MIA está ubicada en el centro Loyola de Alicante. Cada reunión de la comisión plenaria, realizadas mensualmente, se lleva a cabo en la sede de una de las diversas comunidades participantes. Esta itinerancia permite conocer in situ cada tradición, implicar a los miembros de la comunidad que acoge, propiciar la hospitalidad y el intercambio informal. Estos gestos de acogida y de compartir un pequeño aperitivo o ágape (comensalidad) han favorecido enormemente la amistad, el conocimiento y el afecto mutuo.

Las reuniones comienzan siempre con una oración seguida de unos minutos de silencio. En cada ocasión, la oración es preparada por la comunidad anfitriona y se buscan oraciones que puedan iluminar el trabajo o las situaciones concretas del momento. No es un puro trámite ni mera ocasión para conocer diferentes plegarias, sino que da sentido e impulsa el resto del encuentro. Pedir y escuchar a Dios desde el silencio, para estar disponibles y contribuir a su acción creadora que desde el silencio empuja la historia.

La dinámica de las reuniones ha supuesto un proceso de aprendizaje y de continuos reajustes metodológicos. Al principio pesaba mucho lo afectivo, la ilusión, la sorpresa de conocer a otros y otras. Poco a poco se ha ido aprendiendo y ajustando una disciplina metodológica más adecuada a las necesidades del grupo, que son cambiantes. Actualmente en todas las reuniones mensuales se incorpora una dinámica grupal para mejorar la comunicación y los procesos dialógicos y se programa una jornada formativa anual de “Practica y profundización en la comunicación, el dialogo y la conversación”.

A lo largo de nuestra andadura hemos aprendido a respetar los diferentes grados de compromiso y participación en el diálogo. No todas las personas o grupos tienen, ni pueden tener siempre la misma implicación. Si no se acepta esta limitación, pueden generarse desgastes, roces y recriminaciones innecesarias. Es preciso respetar los procesos de cada uno, ya que no hay una paridad y una simetría absoluta en la situación religiosa y social de los diferentes miembros.

PRINCIPALES ACTIVIDADES Y ENCUENTROS ORGANIZADOS POR LA MIA.

Desde sus inicios la MIA ha organizado actos muy diversos y con distintas estructuras y formatos, que van desde las reuniones ordinarias, los encuentros de oración interreligiosa, ciclos de conferencias y mesas de dialogo, Jornadas formativas abiertas, Jornadas interreligiosas, Encuentros formativos internos, un Parlamento Interreligioso de la Xarxa, un Foro Social de Éticas y Espiritualidades, etc. En los últimos años coorganiza también diversas actividades conjuntamente con otras organizaciones: los Círculos de Silencio mensuales y una programación anual conjunta con Incidencia Cultural del Centro Loyola, con la HOAC y con las Comunidades Cristianas Populares (Conferencias, mesas de dialogo, etc.)

La programación aprobada en el curso 2017-2018 que se está llevando a cabo en el presente año conlleva la organización de las siguientes actuaciones:

Las reuniones mensuales de la mesa interreligiosa que se realizan los primeros martes de cada mes.

Los Círculos de Silencio, realizados los primeros jueves de cada mes en una plaza pública de la ciudad, en los que se denuncia algunos de los graves problemas de la ciudad y su dimensión global. En este curso se han tratado los temas de: Acogida y hospitalidad a los refugiados; Pobreza y desigualdad; Violencia de género; Personas sordas y barreras de comunicación; Discriminación racial y xenofobia; Problemas medioambientales: cuidar el agua y la tierra; Problemas de violencia y convivencia, hacia una cultura de paz, etc.

Encuentros interreligiosos de oración, silencio, meditación y música: 3 en el presente curso

Conferencias y Jornadas formativas abiertas con:

  • José Antonio Vázquez Mosquera: Espiritualidad y compromiso ecosocial
  • John Martin Sahananda: Espiritualidad y ética más allá de las religiones

Jornadas formativas internas de MIA:

  • Jornada de prácticas de profundización en la comunicación, el diálogo y la conversación
  • Retiro de oración y reflexión interreligiosa
  • Jornada de evaluación y prospectiva próximo curso

Coorganización de actividades con el grupo Incidencia Cultural en Red, donde participan el Centro Loyola, la HOAC, las CCCP (Comunidades Cristianas Populares) y la MIA:

  • Dos conferencias sobre referentes de sentido: Medico Pedro Herrero y sobre el Poeta Miguel Hernández
  • Un ciclo de dos mesas redondas sobre Tierra-Techo-Trabajo
  • Un encuentro-reflexión sobre migraciones
  • 2 Conferencias: Espiritualidad y compromiso sociopolítico y ecológico y sobre La esclavitud infantil en Paquistán y en el mundo

CONCLUSIÓN PROVISIONAL PARA EL CAMINO

Ahora, en este momento histórico que nos ha tocado vivir, en el contexto de una cultura patriarcal, individualista, competitiva e insolidaria, que ha puesto en el centro de la vida la economía y el desarrollo y el bienestar para unos pocos, es tiempo de que las religiones trabajen juntas y con otros que comparten los mismos objetivos, hacia una nueva orientación civilizatoria: construir una cultura pacífica y solidaria y caminar hacia la perfección de los sujetos y del planeta Tierra.

Como muchos en la MIA pensamos, seguramente no será en lo doctrinal, sino en la acción conjunta, en el encuentro y en el amor, donde caminamos hacia la unidad.

Seu: c/Dr. Isidoro de Sevilla, s/n, 03009 – Alicante

Tel 965 128 284   secretaria@mia.org.es  www.mia.org.es

Paco Buigues: pacobuiguestro@yahoo.es

CatalanEnglishSpanish